Saltear al contenido principal
Quién Quiera Un Trabajo Deberá Inventarlo A Su Medida

Quién quiera un trabajo deberá inventarlo a su medida

Esta frase no es mía. Es de Lynda Gratton, profesora en la prestigiosa London Business School y una de las pensadoras más influyentes en el mundo empresarial. Recoge algunas de las conclusiones a las que llegaron un grupo de expertos en el Foro Mundial de Davos. Se calcula que, en el mundo, el 50% de las personas en edad de trabajar está en paro o trabaja menos de lo que quisiera, señala Tim Clark y autor de “Tu modelo de negocio”. Para el reconocido experto mundial en educación, creatividad y talento, Sir Ken Robinson, la mayoría de nosotros hemos recibido una educación para vivir en un mundo que ya no existe. Se nos ha educado en la “mentalidad de empleado” nos dice, para seguidamente reconocer que las personas más vulnerables son las que solamente se dedican a vender su tiempo a cambio de un salario. No me quiero extender con más ejemplos.

 

No estamos en una época de cambios, sino en un cambio de época”.

 

Esta frase, atribuida al genio renacentista Leonardo da Vinci, me impactó al leerla hace ya unos años. Estoy plenamente convencido de la vigencia de dicha afirmación, 500 años después, para describir la magnitud de los cambios que ya estamos viviendo. Tanto en nuestras condiciones de vida en general, como en el mundo del trabajo en particular. Vivimos en una nueva época, en una nueva era. En mi opinión, es especialmente importante reconocerlo en algunos países (cómo en España) dónde la crisis azota a la economía y a la sociedad, con una histórica virulencia. ¿Cuántas veces no he escuchado la frase “a ver si pasa la crisis”? Como una expresión del convencimiento que en un tiempo (más bien corto) volveremos a los buenos tiempos. Es importante hacer esta distinción, porqué tengo la impresión de que este hecho tiene a muchas personas despistadas. Achacamos la explicación de gran parte de los cambios que observamos y sufrimos a “la crisis”. Cuándo probablemente estos cambios no son coyunturales, sino que lo son estructurales, a nivel planetario. Hay situaciones que posiblemente nunca volverán.

Que el mundo evoluciona y se mueve no se le escapa a nadie. Siempre ha pasado. La diferencia en esta nueva era, es la rapidez y la radicalidad de los cambios que vivimos. Nunca en la Historia han tenido la profundidad y la rapidez con que se viven actualmente.

Pero no quisiera que este post transmitiera un tinte pesimista. Ciertamente los cambios generan cierto miedo, de entrada, a lo desconocido. Algunos de estos cambios pueden ser dramáticos para algunas personas y sus seres queridos. Pero la buena noticia es que nunca a las personas se nos han abierto tantos horizontes tan llenos de posibilidades. Nunca fue tan fácil plantearnos situaciones tan variadas y creativas en nuestras vidas. Estamos descubriendo que las personas no somos tan egoístas e individualistas cómo nos han hecho creer. Se abre un futuro fascinante, si nos adecuamos a los cambios.

Y, ¿cómo te puede ayudar La Era de los Valientes? Uno de los extremos en que coinciden los expertos, es que navegar con cierto éxito en las aguas desconocidas y turbulentas del futuro, implica conocerse a uno mismo, cómo por cierto siempre han indicado los sabios. Conectar con nuestros talentos, con nuestras fortalezas, saber quién somos, a dónde queremos ir,… el autoconocimiento en definitiva. En La Era de los Valientes estamos en disposición de acompañar, a los que lo desean, en el camino de conocerse mejor a ellos mismos, de forma que conecten con aquello que les apasiona y que les sirve para dar sentido a sus vidas y así, finalmente, cómo decía la frase del principio, crearnos el trabajo a nuestra medida. Un trabajo que nos apasione y en el que podamos dar lo mejor de nosotros mismos. Y esta es nuestra misión, acompañar a las personas desde la “no idea” hasta llegar a emprender su propio empleo.

 

¿Y tú que haces para adaptarte a los cambios?

“El mundo cambia, y debemos cambiar con él”

Barack Obama, enero 2009.

 

Volver arriba